Presentación  

Marco Corgini Videla es un matemático chileno, profesor titular de la Universidad de La Serena.

Nacido en Santiago, es el segundo hijo de Aída Videla, asistente social, y de Juan Corgini, arquitecto. Justamente, su padre fue quien lo vinculó desde niño a La Serena, época en la que desempeñó el cargo de Arquitecto Zonal en esta región.

Desde muy temprana edad, tuvo claro que su profesión estaría vinculada a las matemáticas y la física, motivado en buena parte por los libros y cuadernos de su hermano mayor, el arquitecto Claudio Corgini. Por otra parte, su madre y sus tíos maternos inculcaron en él su gran interés en las humanidades, la filosofía, la historia, la literatura, la música, el teatro, el cine, la justicia y la filosofía del derecho, los que ha mantenido hasta la actualidad y que comparte con su hija, quien ha optado por una carrera humanista y también disfruta leer y escribir.

 

Estudió en el Liceo de Hombres A8 Arturo Alessadri Palma de Santiago y luego Licenciatura en Matemáticas en la Pontificia Universidad Católica de Chile, institución en la que destacó no solo a nivel académico, sino también como presidente del Centro de Alumnos de Matemáticas y miembro del Consejo de Presidentes de la Federación de Estudiantes de la PUC. Una vez terminada su formación de pregrado, obtuvo una beca para realizar sus estudios de doctorado en el prestigioso Instituto Steklov, de la Academia de Ciencias Rusa, en Moscú (Unión Soviética entonces).

 

En el Instituto, compartió con científicos de los más variados países del mundo y tuvo como profesores y hoy colegas a matemáticos de renombre mundial, como N.N Bogoliubov, N.N. Bogoliubov (jr.), Sergéi Novikov (en 1967 recibió el Premio Lenin, en 1970 la Medalla Fields, en 1981 la Medalla Lobachevsky y, en 2005, el Premio Wolf), Albert Shiryaev, etc. Mantiene contacto con Moscú hasta la actualidad. En ese sentido, estuvo a cargo, hasta el año 2010, de un convenio de cooperación con el Instituto de Matemáticas de la Academia de Ciencias Rusa, el cual permitió que muchos matemáticos de ese país realizaran estadías científicas en Chile.

 

Después de vivir durante cuatro años en la capital rusa, retornó a Chile en diciembre de 1992. Ese mismo mes, postuló a un concurso público en la Universidad de La Serena, incorporándose como académico jornada completa del Departamento de Matemáticas en marzo de 1993.